• AMPROEGA

LA XUNTA SE RÍE DE NOSOTROS




6 MESES SIN SOLUCIONES


En los próximos días se cumplen ya seis meses desde aquel 23 de junio en el que, por primera vez, junto con otras asociaciones y representantes del sector, nos sentábamos a la mesa de la Xunta de Galicia para intentar conseguir acuerdos que derivasen en ayudas directas destinadas a rescatar el sector, en nuestro caso, representando a la parte trabajadora. Durante varias semanas se sucedieron estas reuniones en las que hicimos mucho hincapié en la delicadísima situación en la que se encontraban cientos de trabajadores del sector y la necesidad extrema de que la Xunta de Galicia habilitara, de manera urgente, ayudas directas. También solicitamos a la Xunta que fuera nuestro interlocutor con el Gobierno central antes de que la situación fuera irreversible y se produjese una desaparición del mismo.


Reunión tras reunión escuchábamos las mismas palabras. Aquellas que decían cosas como “es un placer volver a teneros aquí una vez más en esta mesa de diálogo” o “poco a poco vamos avanzando y llegando a cosas positivas”. Nada más lejos de la realidad, ya que, en las diversas reuniones mantenidas durante las semanas anteriores a las elecciones autonómicas del 12J, los acuerdos y decisiones tomadas fueron absolutamente nulas, más allá de alguna tímida mención a unos supuestos 1.200.000 € ya destinados para ayudar al sector y que procederían de los presupuestos del Xacobeo del próximo año 2021. Esta partida (que finalmente se anunció que ascendería a los 2.000.000 de euros) se destinará únicamente a ayudas para las empresas, dejando a los trabajadores completamente al margen.


Tras los comicios autonómicos del 12 de julio, los representantes de la Xunta de Galicia simplemente desaparecieron ignorando nuestras solicitudes de nuevas conversaciones, esta vez, simplemente con nosotros, representantes de la parte trabajadora, ya que considerábamos que seguir manteniendo reuniones con todas las demás partes (empresas, representantes, servicios, iluminación, atracciones, cantinas ambulantes etc etc) era una pérdida de tiempo al ser muy diferentes las situaciones de cada parte, así como las necesidades y peticiones de cada una de ellas.


Meses después y fruto de una estrecha colaboración con el sindicato CCOO, conseguimos que por fin atendieran nuestras peticiones y nos convocaran para reunirnos nuevamente. Reuniones que fueron canceladas hasta en dos ocasiones y el mismo día para el que habían sido convocadas, por parte de la anterior Secretaria Xeral de Emprego, la señora Covadonga Toca.


Finalmente, la nueva titular de la Secretaría Xeral de Emprego, Elena Mancha, accede a reunirse con nosotros el pasado 25 de Septiembre. En esta reunión se comportaron como si nunca hubiéramos establecido contacto previo con la administración a la que ella y las demás personas representantes de la Xunta pertenecen (algunas de ellas presentes también en las anteriores reuniones de los meses de junio y julio). Tuvimos que explicar nuevamente, toda la situación en la que nos encontramos y hacerlos conocedores (nuevamente) del delicadísimo momento por el que atraviesan cientos de trabajadores del sector.


En ese momento, el equipo de la Xunta de Galicia muestra buena predisposición a hacerle frente a la situación, incluso manifiestan cierta prisa por recibir la documentación que nos fue solicitada para ponerse a trabajar cuanto antes en la tramitación de esas posibles ayudas. Otra ocasión en la que la Xunta de Galicia nos ignora por completo dejando pasar semanas sin responder a nuestras solicitudes, y no es hasta el 4 de noviembre cuando por parte de CCOO se nos hace saber que han recibido un limitadísimo boceto de lo que podría llegar a ser la redacción para esas ayudas mediante una llamada telefónica.


Para quien pueda desconocerlo, este modus operandi es totalmente inusual, ya que este tipo de comunicaciones y propuestas han de hacerse por escrito y en esa ocasión, como ya comentamos, se hizo a través de una llamada telefónica y a CCOO, nuestros intermediarios, no directamente a nosotros. Cabe señalar que dicho boceto era totalmente inadmisible, ya que, sin entrar en que en ningún momento se hablaba de cuantías, los requisitos propuestos para acceder a dichas ayudas serían inasumibles para la práctica totalidad de los trabajadores, no pudiendo cumplirlos absolutamente nadie.


En ese momento nos ponemos manos a la obra para redactar una contrapropuesta y hacérsela llegar a los responsables de la administración encargados de instrumentalizar dichas ayudas y, nuevamente, la respuesta se demora semanas hasta que, la semana pasada, recibimos un documento de lo que sería la propuesta para dichas ayudas. Ese documento era un fiel reflejo de la primera propuesta de la Xunta, con los mismos requisitos de imposible cumplimiento, desoyendo así nuestras peticiones y, esta vez, incluyendo una destinación presupuestaria de, como mucho, 500.000 €. Algo totalmente inadmisible y que, ni se acercaría a reparar mínimamente el daño causado por la situación y la inacción de la Xunta de Galicia para con los cientos de trabajadores durante tantos meses.


Dada esta situación, el pasado 29 de noviembre, decidimos enviar una carta, que adjuntamos en este artículo, dirigida directamente a la señora Elena Mancha, Directora Xeral de Emprego, en la que mostramos nuestro enorme descontento, así como un ultimátum para que reviertan la situación antes de que decidamos emprender acciones de protesta contra la administración por todo el territorio gallego. La única respuesta recibida al respecto ha sido una llamada telefónica por parte del Subdirector de Relaciones Laborales en la que se nos hace llegar exactamente la misma propuesta y nos hace saber que los términos que proponemos para dichas ayudas no podrán llevarse a cabo. Igualmente, toma nota de nuestras propuestas y nos indica que las trasladará a quién corresponda, asegurándonos que en los próximos días volverá a contactarnos para darnos más información.


Quedamos, pues, a la espera de esa nueva llamada, hasta que al día siguiente de esa conversación, recibimos una llamada de una fuente que nos asegura que ese mismo día van a presentar a trámite su propuesta inicial para poder activar dichas ayudas, por lo que la conversación nombrada anteriormente no sirve para nada y nos muestra que la Xunta de Galicia, está dispuesta a presentar unas ayudas destinadas absolutamente para nadie, al ser totalmente imposible que ningún trabajador pueda cumplir los requisitos que se piden para acceder a ellas.


Al enterarnos de esto, decidimos, junto con CCOO, paralizar por completo este trámite, ya que una vez admitido éste, no habría forma de pararlo y habrán “cumplido con su trabajo” de poner en marcha unas ayudas para los trabajadores del sector a las que no podría acceder absolutamente nadie.


Es llegados a este punto que nos vemos en la obligación de hacer pública toda esta información. De hacer conocedores a todos los que tengan interés, de que, durante meses, no hemos dejado de trabajar para conseguir que se nos tenga en cuenta y que no se nos deje a la deriva ante la situación de pandemia que estamos viviendo.


Por eso, si eres un trabajador del espectáculo, si vives de ello, si eres un simpatizante, si disfrutas de nuestro trabajo, si eres uno de los que se siente engañado u olvidado; entonces debes saber que eres necesario e importante. Éste es el momento de hacerles saber que hasta aquí hemos llegado. Éste es el momento de decirles que no vamos a consentir más humillaciones, que no les vamos a permitir que sigan ignorándonos y riéndose de nosotros. Todos y cada uno somos importantes. Todos y cada uno somos necesarios.



* Carta del 29 de noviembre, dirigida directamente a la señora Elena Mancha, Directora Xeral de Emprego

481 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo