Tal día como hoy...



Tal día como hoy, muchos estábamos disfrutando de unas merecidas vacaciones, otros comenzando nuevos proyectos, comunicados, altas y bajas… y se hacía todo , bajo un horizonte de esperanza y semi tranquilidad, porque tranquilidad en esta profesión pues ya se sabe….


Hoy se ve todo desde la más absoluta desolación; sin futuro y lo que es peor sin presente. Veo músicos, que han dejado su profesión, su vocación; por otras cosas que no llenan, pero hay que llevar dinero a casa. Otros menos afortunados han tenido que vender su instrumento, cargados de horas vividas encima de escenarios, algunos tocando en la calle , para llevarse unas míseras monedas… estamos olvidados, desamparados. Si, ¿PERO PORQUE?


¿Tuvo que venir un virus a dejarnos el culo al aire? Esto no es de ahora; trabajar en condiciones laborales que se alejan de la realidad; contratos de trabajo de palabra; cotizar solo por las horas de escenario; sueldos indignos de un profesional; puteo constante de agentes, oficinas… TODO ESTO VIENE DE ATRÁS Y LO HEMOS CONSENTIDO.


Nunca he visto un sector tan desunido como el musical; pero en la verbena aún peor. Aquí es a ver quien es mas pirata, más “listo”. Cada cual va a lo suyo y le importa un pimiento los demás. Pasa dentro de una misma formación y entre ellas ni contarte… ”si se deshace fulanito, mejor para mi, que trabajo mas. ”SI A MI ME VA BIEN, LO SIENTO POR TI ...ES UNA PENA


Como propietario de una formación, viví la traición de otros compañeros que se quejaban a espaldas del jefe y dando la cara por todos me la partieron… SE TRATABA DE LUCHAR POR UNAS CONDICIONES DE TRABAJO DIGNAS.


Como asalariado, muchos se han preocupado de tener más dinero cada año (“libre de impuestos”), que de tener una cotización que te permita tener más días cotizados o un modelo de contrato que no sea el puñetero 401… TENER UN CONTRATO DE TRABAJO DIGNO ES UNA PRIORIDAD, NO UNA OPCIÓN.


Ahora nos damos cuenta de que no tenemos derecho a nada; que estamos tirados como colillas; que no contamos… ahora el más artista, el que más pantallas tenía, el más guapo de turno, está igual de tirado que el que tenía lo que podía; pero aun así no parece que haya la más mínima intención de UNIRSE.


Es el momento de que el músico PROFESIONAL que siente y que ama su profesión, se levante, se una, que no sea conformista.


Asociarse, unirse y luchar por nuestros derechos es ahora mismo y más que nunca, vital para el futuro y presente de nuestra profesión. Habrá a quien le dará igual y seguirá igual que ahora… personalmente le digo VETE Y CIERRA LA PUERTA AL SALIR.


Foto Pavlofox



#UnidosEnElEspectaculo


23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Jamás venderemos tus datos a terceros